A SUMAR

Lo que comenzó con la idea platónica de vivir en un pueblo y trabajar a través del arte y de la cultura en la vertebración del territorio ya es una realidad. Desde que Lucía Camón y Alfonso Kint llegaron en 2011, otras personas como Ana B., Fernando, Juanan, Lidia, Joo Eun, Javier, Quique, Ana T., Emilie, Marco, y niños como Greta, Elías, Mateo, Alejandro y Gabriel, han decidido formar parte de esta aventura rural

DISEÑO DE    ALFONSOKINT.COM